ArguSens: Volando a Canarias. Capítulo 3

ArguSens: Volando a Canarias. Capítulo 3

11 junio, 2020
aviones-1200x798.png
El Diario de Laura Argudo

Viajando en tiempos de Pandemia

Arguser
Lectura: 3 min

¡Volando voy, volando vengo! – Me venía la canción a la cabeza una y otra vez. ¡Qué alegría cuando nos informaron de que ya podíamos reservar vuelos! Llevamos más de 20 años siendo distribuidores en las Islas Canarias y teníamos bastante trabajo pendiente; así que decidimos contratar un par de billetes y volar hacia el corazón de la Macaronesia.

Al llegar al aeropuerto A.S. Madrid-Barajas nos dirigimos a la T-4, única terminal habilitada para vuelos durante las restricciones del Covid-19. Os dejo aquí la información más relevante si tenéis pensado viajar estos días en avión. 

En la fase 1, no nos sorprendió ver el fuerte despliegue policial; aunque sí nos encantó que todos los pasajeros respetasen la distancia de seguridad, y siguiesen las normas que nos marcaba aena. Uno de mis principales temores era que alguien, víctima de los nervios tuviese algún incidente serio y pusiera en riesgo la salida del vuelo; o que alguna persona contagiada intentase saltarse los protocolos de confinamiento para volar, la detectasen y nos pusieran en cuarentena a todo el pasaje.


fase 1 aeropuerto madrid

Supongo que los temores de la pandemia nos han afectado a todos en algún momento


Teníamos bastante trabajo por delante y me preocupaba que, pese al ejemplar comportamiento de la gente, algo saliese estrepitosamente mal. Qué le vamos a hacer, supongo que los temores de la pandemia nos han afectado a todas en algún momento. 

Dentro del avión la cosa era más complicada, ya que a pesar de tener un asiento vacío entre pasajeros, el contacto físico en pasillos tan estrechos era inevitable, tanto en el proceso de embarque como al abandonar la aeronave.

Al bajar del avión, la Cruz Roja se encargaba de realizarte un test de control de temperatura y la policía te hacía firmar un documento en el que explicabas tu destino, motivo del viaje, etc. Si me hubieran preguntado si tenía pensado atentar contra el presidente hubiese creído que estaba en Dallas y no en Canarias. En serio, esas cosas te las preguntan si quieres entrar en Estados Unidos.


Durante la pandemia nos ha llegado un regalo inesperado: tiempo para dialogar con nosotros mismos


Y al final, el suave saludo del sol canario. Ahí, se te van todos los dolores y preocupaciones. La brisa del mar y la alegría de vivir que respira esta gente. Increíble. Nuestra primera visita era la Clinica Veterinaria Arucas, unos clientes excelentes y mejores anfitriones si cabe. Aún me sabe el paladar a la riquísima comida que nos prepararon. 

Tras varios días atendiendo a nuestros clientes, nos volvimos a  Madrid. El viaje de regreso fue incluso más fatigoso que el de ida, aunque se nos pasó en un abrir y cerrar de ojos. Creo poder afirmar, que de todo el confinamiento, la reflexión tras nuestro viaje a Canarias fue el momento más emotivo que he vivido.

Volver a oler el mar, la amabilidad, la dulzura y la sonrisa de cada una de las personas con las que hemos compartido este viaje… ha hecho que nos encontrásemos con sensaciones aletargadas, sentimientos compungidos y la convicción de qué bello es vivir.

No recuerdo un momento en el que llorase tanto estos meses como aquella noche.

Tantas personas que se nos han ido, tantas personas que han demostrado ser sobrehumanas, tantas personas normales que transmiten tanta paz y tanta fuerza.

No sé, supongo que durante la pandemia nos ha llegado un regalo inesperado: tiempo para dialogar con nosotras mismas… Siento que he vuelto a abrir los ojos a la vida y he descubierto lo extraordinario: gente como tú y como yo, gente normal que vive.


Tiempo para pensar y meditar

Gracias por leer estas reflexiones, he querido compartir mis experiencias ya que creo que el drama humano que estamos sufriendo necesita de fuentes directas, de testimonios veraces, que nos ayuden a comprender su magnitud.

En tiempos en que la información se consume tan rápido, deseo poder estimular vuestras mentes para que durante un par de segundos como mínimo, paremos, respiremos, cerremos los ojos, apaguemos el ruido mediático y volvamos a escuchar los aplausos hacia toda la gente invisible que lo ha dado todo, literalmente en algunos casos, para que nuestras familias puedan vivir más seguras.

Seguidnos en redes para estar al tanto de las últimas novedades. Dejadnos vuestros comentarios y os animo a compartir vuestras experiencias.


© Copyright 2007 - 2020 | Web creada por www.garvira.com